Hay que recordar lo que fuimos para saber lo que somos

Por desgracia la Historia de nuestro país poco importa a los políticos de turno. Si permitimos esto, terminaremos sin saber qué fue España y dejaremos que el devenir de los sucesos actuales borre nuestra memoria.

miércoles, 29 de junio de 2011

La Batalla de Edchera




En enero de 1958, Marruecos redobló su dedicación a la campaña contra España, reorganizando todas las unidades militares en territorio español, como el Ejército de Liberación Saharaui. Mientras tanto, la Novena Bandera de la Legión es enviada al Sahara español a reforzar las tropas allí estacionadas.

El 12 de enero, una columna del Ejército de Liberación Sahariano atacó la guarnición española en El Aaiún. Derrotados y forzados a retirarse por los españoles, esta columna centró sus esfuerzos en el sudeste de la colonia. La oportunidad se presentó al día siguiente en Edchera, donde dos compañías de la XIII Bandera de la Legión estaban llevando a cabo una misión de reconocimiento. Deslizándose sin ser vistos por entre las dunas junto a las columnas españolas, los marroquíes abrieron fuego.

Emboscados, los legionarios lucharon para mantener la cohesión, repeliendo los ataques con fuego de mortero y armas ligeras. El episodio principal de la lucha lo protagonizó el primer pelotón, el cual se negó obstinadamente a retroceder ante el fuego marroquí, hasta que el enorme número de bajas le forzó a retirarse. Los sangrientos ataques continuaron hasta la caída de la noche, cuando las fuerzas marroquíes, demasiado desperdigadas y sin hombres suficientes para continuar el ataque, se desvanecieron en la oscuridad.

El ataque
El dia 13 de enero de 1958, la XIII Bandera al mando del Comandante Rivas Nadal, salio de El Aaiun a las 7 de la mañana, ahora por la orilla derecha de la Saguia, en direccion a Edchera, con la mision de ejecutar un reconocimiento sobre esta zona y obtener informacion de contacto. En vanguardia marchaba la 2ª Compañia, al mando del Capitan Jauregui, con la mision de alcanzar rapidamente el paso de Edchera por el este. La 3ª Compañia, mandada por el Teniente Vizcaino, progresaba por el mismo borde de la Saguia cubriendo el flanco derecho del dispositivo. La 1ª Compañia, del Capitan Giron Mainar, en reserva, vigilaba el flanco este. La 5ª Compañia, de apoyo, mandada por el Capitan Villar, contaba con 1 peloton de ametralladoras y 1 Seccion de morteros de 81, ya que el resto de las armas habian sido asignadas a las Compañias de fusiles.
La Bandera progresaba rapidamente por los llanos de Ammat Amasir y tras rebasar el pozo de Bujcheibia y encontrandose a unos 2.000 metros de Edchera, recibio los primeros disparos de un enemigo que ocupando bastante frente estaba perfectamente cubierto de vistas y fuegos aprovechando las trincheras y oquedades en el borde este de la Saguia. En la otra orilla, en la zona del Meseied habia otro grupo que intervino con posterioridad. La Compañia de vanguardia avanzo para establecer contacto con el enemigo y fijarlo, por lo que la Seccion del Teniente Gamborino marchaba en primer escalon y estaba dotada de vehiculos ligeros, se lanzo a toda velocidad sobre el adversario, siendo detenida enseguida por el intenso fuego que recibio a resultas del cual fue muerto su Teniente.
La Bandera inicio un movimiento de envolvimiento por el sur que llevo a cabo la 1ª Compañia, mientras la 2ª y 3ª fijaban al adversario. Estas, a pesar de la fortisima resistencia que encontraron, avanzaron hasta alcanzar una linea jalonada por el borde de la Saguia a unos 100 ó 300 m de las posiciones enemigas. No obstante, el Capitan Jauregui, con la Seccion del Teniente Carrillo, logro adelantarse y alcanzar el paso, llegando hasta el fondo de la Saguia en una zona en que su lecho estaba salpicado de numerosos y pequeños monticulos, mientras que la otra Seccion de la Compañia, mandada por el Teniente Ochoa, intentaba sin exito el asalto sobre una de las pequeñas alturas al oeste de la entrada del paso.
El Capitan Jauregui, llevado de un enorme espiritu de acometividad y tratando de impedir el posible repliegue del contrario a traves del cauce hacia Tafudart, siguio avanzando con sus legionarios, teniendo que sostener un violentisimo combate a corta distancia con un nucleo que los envolvio al que se añadio otro muy numeroso que descendio del Meseied, muriendo el y todos los hombres que le seguian.Â
Mientras tanto la 3ª Compañia que, como dijimos anteriormente, marchaba flanqueando por el mismo borde este de la Saguia, al alcanzar un gran espolon que se adentraba sobre su cauce, recibio un fuego muy nutrido del enemigo, resultando muerto el Teniente Gomez Vizcaino y herido el Teniente Lafuente. A continuacion, el adversario intento desbordar a la Compañia por el norte, por lo que se decidio sacar a la 1ª Compañia de la posicion alcanzada al sur de Edchera, dandole la mision de reforzar a la 3ª al mismo tiempo que una de sus Secciones, la del Brigada Fadrique, fue asignada a la Compañia del Capitan Jauregui. El enemigo, cuyos efectivos se estimaron en unos 500 hombres, rompio el contacto durante la noche debido al enorme quebranto sufrido retirando el armamento de sus bajas.
En el reconocimiento efectuado al amanecer se evacuaron a nuestros muertos y se encontraron unos 50 cadaveres del adversario estimandose que sufrio otras 200 bajas mas. Por nuestra parte hubo que lamentar las muertes del Capitan Jauregui, Tenientes Gomez Vizcaino y Martin Gamborino, Brigada Fadrique, Sargentos Simon Gonzalez, Arroyo y Fernandez Valverde, 4 Cabos primeros, 4 Cabos y 22 legionarios, en total 37 muertos. Heridos: 2 Tenientes, 2 Sargentos, 3 Cabos primeros, 6 Cabos y 37 legionarios, en total 50. A estas bajas hay que sumar las de 1 Cabo primero muerto y un Cabo herido de la 2ª Compañia de la IV Bandera que habia acudido a reforzar a la XIII. Por esta accion les seria concedida la Cruz Laureada de San Fernando al Brigada Francisco Fadrique Castromonte (un veterano del 3er Tercio) y al legionario Juan Maderal Oleada con fechas 10 de enero de 1961 y 5 de enero de 1966.
Tambien fueron citados como distinguidos varios Suboficiales y personal de tropa de la XIII Bandera.
La Batalla de Edchera se saldo con 37 legionarios muertos y 50 heridos, unas cifras que podrian haber sido mucho mayores si no hubiese sido por el sacrificio de los dos laureados. Por su parte, tras el combate se encontraron 50 cadaveres de los combatientes saharauis que se estima que murieron alrededor de doscientos.
A pesar de la heroicidad de estos hombres, su historia es completamente desconocida para la mayoria de españoles. En cualquier otro pais, esta batalla seria conocida por todos, pero sin embargo la mayoria de los españoles ni siquiera han oido hablar del conflicto del cual formo parte, y es por ello que la Guerra de Ifni es tambien conocida como Guerra Olvidada. Peor aun resulta el hecho de que si hoy, dia 13 de enero de 2008 buscamos la palabra “Edchera” en el buscador de noticias de Google tan solo obtenemos dos resultados, ambos de diarios regionales. Ni siquiera los diarios nacionales presuntamente patriotas se hacen eco de esta efemeride.Â
Transcurrio el resto del mes, asi como parte de febrero con relativa tranquilidad, hasta el dia 10 de este mes, en que formando parte del Grupo de Combate Norte de la Agrupacion A, recibio de llevar a cabo un reconocimiento ofensivo de la Zona de la Saguia hasta Edchera y ocupacion de este paso, llegando sin novedad a las 10.00 horas. A las 12.00 horas recibio orden de atravesar la Saguia para unirse al resto de la Agrupacion, que se encontraba al Sur de la misma, y al efectuar este movimiento fue atacada la extrema retaguardia por nucleos de bandas armadas que abrieron fuego intenso sobre ella. La 1ª Cia. que formaba parte de dicho escalon, reacciono rapidamente y repelio el ataque. La 2ª Cia. tuvo como mision reforzar la vanguardia de la Agrupacion que habia establecido contacto con el enemigo, contacto que se mantuvo hasta las 17,45 horas. El resto de la Bandera ocupo el terreno Sur de la Saguia, protegiendo a la 1ª Cia.. Una Seccion de esta recibio orden a las 20.00 horas de proteger los automoviles acorazados que quedaron averiados en el paso de la Saguia, manteniendo, desde esta hora hasta las 06.15 horas del dia siguiente, fijado al enemigo. A dicha hora recibio la orden de unirse a su Compañia, una vez recuperados los dos vehiculos.
La moral de la Bandera fue excelente durante toda la jornada, combatiendo con verdadero espiritu legionario. Por nuestra parte tuvimos un Cabo 1º y dos legionarios heridos, que fueron evacuados en helicoptero al Aaiun.Â
Continuan los dias siguientes del mes de febrero, las misiones de reconocimiento ofensivo, sin encontrar enemigo ni resistencia alguna, teniendo que luchar solamente con el fuerte viento Siroco, que hacia muy penoso y dificultaba el avance.Â
El dia 18 la 3ª Cia. de la Bandera releva en Edchera a la 11ª Cia. de la IX Bandera, que guarnecia dicha posicion.Â
El dia 20, encontrandose la Bandera en Smara, se recibe la siguiente felicitacion del Coronel Jefe de la Agrupacion A: Finalizando brillantemente el ciclo de operaciones, tengo el honor de poder felicitar efusivamente a cuantos formando parte de la Agrupacion A, habeis estado bajo mis ordenes, dando ejemplo, desde el 2º Jefe hasta el ultimo soldado, de valor, abnegacion, espiritu de sacrificio, patriotismo y voluntad sin limites, para vencer toda clase de dificultades, contribuyendo con ello, eficazmente, al logro de todos nuestros objetivos.Â
El dia 21 de abril de 1958 se recibe la siguiente felicitacion de la Jefatura de Tierra, Mar y Aire de Canarias y A.O.E.:Â
S.E. el Generalisimo se ha dignado dirigir a las tropas de los Ejercitos de Tierra, Mar y Aire que operan en los territorios de Ifni y Sahara, su felicitacion y saludo con motivo de la reciente Campaña. Al hacer publicas estas honrosas manifestaciones, me es grato transmitirlas por medio de la presente Orden, a los Generales, Jefes, Oficiales, Suboficiales y Tropa de las expresadas tropas armadas para su estimulo y satisfaccion.- Lopez Valencia.Â
Con esta felicitacion, parece darse por finalizado el periodo de operaciones de guerra, como sucedio en efecto, pues ya no hubo mas encuentros con partidas armadas del enemigo. La Legion, como en anteriores Campañas, cumplio fielmente todos los espiritus del Credo legionario que dicto su Fundador D. Jose Millan Astray.Â
El dia 27 de agosto de 1958, recibe la XIII Bandera orden de dirigirse a la playa de H. Aotman para embarcar con rumbo a Sidi-Ifni, en la fragata “Magallanes” y en el minador “Eolo”, zarpando el mismo dia la fragata y al dia siguiente el minador, que al amanecer del dia 29 se encuentran frente a las playas de Sidi-Ifni, no pudiendo efectuarse las operaciones de desembarco por medio de barcazas anfibias, a causa del mal tiempo y del estado de la mar.Â
Hasta el dia 2 de septiembre permanece la XIII Bandera en los citados barcos de la Marina Española, sin poder desembarcar por persistir el fuerte temporal. Dicho dia zarpan ambos buques hacia Las Palmas de Gran Canaria, con objeto de reponer viveres y hacer aguada, regresando a las costas de Sidi-Ifni el dia 5 de ese mismo mes a las 08.00 horas, permaneciendo la fuerza a bordo hasta que al fin el dia 6, calmada la mar, se inician las operaciones de desembarco de personal y material, que quedan terminadas el dia 7, instalandose la XIII Bandera en el Acuartelamiento que habia ocupado la VI Bandera hermana, en las proximidades de la Plaza.

Desde esta fecha, la XIII Bandera al mando de su Comandante, alterna marchas, convoyes y entrenamientos con el trabajo para mejorar y ampliar su Acuartelamiento, situado en las inmediaciones de Sidi-Ifni, al pie del monte Bul A Lam, consiguiendo, como es norma en La Legion, poseer un Acuartelamiento magnifico, dotado de toda clase de servicios y comodidades, mereciendo especial mencion el moderno polideportivo, con pistas para todos los ejercicios fisico-militares.
El dia 7 de diciembre de 1960 asciende a Teniente Coronel el Comandante Jefe de la Bandera, Ricardo Rivas Nadal, haciendose cargo de dicho mando, con caracter accidental, el Capitan mas antiguo, quien lo ostento hasta el dia 5 de febrero de 1961, en que por haber sido nuevamente para su mando el citado Teniente Coronel, se hace cargo de ella, cesando el mencionado Capitan.
El dia 20 de febrero de 1966 el Teniente Coronel Jefe de la Bandera es destinado como Jefe de Estado Mayor a la Brigada de Alta Montaña, por O.C. de 10 del mismo mes, haciendo entrega del mando accidental al Comandante de Infanteria Jose Rojas Sans, a quien por ordenanza correspondia.
En abril de ese mismo año se celebra en la Bandera un solemne y emotivo acto: El dia 24 se hace entrega por el Comandante Jefe Accidental, ante la Unidad formada, de la Cruz Laureada de San Fernando a los padres del legionario Juan Maderal Oleaga, muerto heroicamente en la accion de guerra el dia 13 de enero de 1958 en el combate Edchera. Esta recompensa le fue concedida por D.O. nº 5 de fecha 5 de enero de 1966.
Con otros actos solemnes, trabajo y dedicacion de esta Bandera, se llega hasta un dia de junio de 1066 en que se cierra otro capitulo de esta heroica Bandera, que desaparece como tal Unidad yendo sus componentes a engrosar las filas de los Tercios Saharianos 3 y 4, en el Aaiun y Villa Cisneros.
El guion de la XIII Bandera va a descansar en un museo. Ya no flameara al soplo del viento del Atlantico por los montes Bul A Lam y Buyarifen, pero en las mentes y en los corazones de todos cuantos han pertenecido a ella, vivira siempre el recuerdo de los hechos realizados en tierras saharianas, y al recordarlos, brotara de lo mas intimo de sus almas una oracion por los que cayeron en el desierto.
Por esta accion fueron condecorados con la Cruz Laureada de San Fernando el Brigada Don Francisco Fadrigue Castromonte y el Caballero Legionario Don Juan Maderal Oleaga. El Brigada Fadrique la recibio a titulo postumo con fecha 13 de febrero de 1962 y el Legionario Maderal con fecha 8 de enero de 1966. El Brigada Fadrique por su espiritu militar,dotes de mando,amor al servicio,arrojo y valor, al mando de la 3º Seccion se presento voluntario para intervenir, llegando un momento al combate cuerpo a cuerpo y no poder enlazar con su Capitan, empieza a ser herido por dos veces en el hombro y oido izquierdo, y solo cuando las bajas van siendo ya tan numerosas, suponiendo la mitad o mas de sus efectivos, ordena el repliegue a los supervivientes, quedando solamente con los dos cabos y el legionario proveedor del fusil ametrallador MADERAL OLEAGA, ordenando posteriormente la retirada a los dos cabos y quedando solo en compañia de MADERAL, Fadrique es herido de nuevo en una pierna, continuando la lucha, hasta que fue abatido MADERAL Y FADRIQUE que recibe finalmente dos disparos, uno en el vientre otro en la cabeza, cayendo al suelo al grito de ¡VIVA LA LEGION!. Siendo estos dos heroicos LEGIONARIOS, los que cruzaron en sus vidas dos Espiritus del Credo Legionario, el de disciplina que es cumplira su deber obedecera hasta morir y el de Compañerismo, Jamas dejar un hombre en el campo hasta perecer todos, este Espiritu fue superado por el de la Disciplina.Â
el testimonio del Sargento Retirado don Jaime Tur Jeremías que cuenta la actitud heroica y con desprecio de la muerte del Cabo 1º Don Eduardo Jiménez Huertas, el Sargento Tur Jeremias, iba recogiendo las mortajas de sus compañeros muertos en el Combate y sintio un inmenso dolor al ver el cuerpo de Jimenez Huertas, ya que aun estaba de baja medica por el ataque a la playa sufrido dos meses antes y pidio ir voluntario, para regresar con los cadaveres de Jauregui,Gamborino,Maderal Vizcaino y Las Heras entre otros. Nadie de los que tenian potestad en su momento hizo nada por conseguir la LAUREADA PERDIDA al Cabo Jimenez Huertas, concesion que no le habría cambiado la vida por que ya la habia dado por sus compañeros por España.

2 comentarios:

  1. Pues espero que no todas las historias, se escriban así ¡que lío¡

    ResponderEliminar
  2. El texto esta cogido de Internet. No es mío. Un saludo (Alberto Pertejo)

    ResponderEliminar