Hay que recordar lo que fuimos para saber lo que somos

Por desgracia la Historia de nuestro país poco importa a los políticos de turno. Si permitimos esto, terminaremos sin saber qué fue España y dejaremos que el devenir de los sucesos actuales borre nuestra memoria.

viernes, 27 de mayo de 2011

Diego Álvarez Chanca y Garci Fernández. Científicos del Descubrimiento




Diego Álvarez Chanca (finales del siglo XV) fue un sevillano que, en su calidad de médico de la Armada Española y de los Reyes Católicos, acompañó a Cristóbal Colón en su segundo viaje al Nuevo Mundo en 1493.1

Al poco de tomar tierra en La Española (isla que actualmente comparten República Dominicana y Haití), Colón enfermó de malaria, que Álvarez curó con éxito. Igualmente trataría a otros miembros de la tripulación que también enfermaron de malaria durante este período.

Su opinión también sería tenida en consideración cuando se trataba de elegir el lugar en donde establecer el primer asentamiento, Isabela.

Una vez allí, Diego Álvarez Chanca escribió una Relación (carta) dirigida al Cabildo de Sevilla en 1494, en la que consta una valiosa descripción de la isla de La Española, incluyendo estudios sobre la flora de las costas y la vegetación de montañas y valles, lo cual refiere en un estilo llano y breve. Éste es el primer documento en el que se realiza una descripción sobre la flora, la fauna, la etnología y la etnografía de América. Álvarez Chanca recogió, además, datos antropológicos acerca de los indígenas, indicando las diferencias de carácter y costumbres entre los taínos y caribes, apuntando la posibilidad de antropofagia de estos últimos.

Tras su regreso a España en febrero de 1494, publicó en 1506 un tratado médico titulado Para curar el mal de Costado, y en 1514 escribió Comentum novum in parábolas divi Arnaldi de Vilabona, una obra en latín criticando el libro De conservanda juventute et retardanda senectute de Arnaldo de Vilanova.

Garcí Fernández, físico o médico de Palos a finales del siglo XV.
Fue llamado por los franciscanos de La Rábida para que, como hombre de ciencias, escuchara la idea de Cristóbal Colón, en su estancia rabideña de 1485, sobre la posibilidad de llegar a las Indias navegando hacia poniente. Garcí Fernández quedó subyugado por el proyecto y alentó a los marinos palermos, especialmente a los hermanos Pinzón, para que ayudaran a Colón a poner en práctica su sueño.

No fue en ninguno de los viajes del Almirante. En cambio acompañó a su amigo Vicente Yáñez Pinzón en la expedición de 1499, cuando descubrieron Brasil el 26 de enero de 1500. Fue, sin duda, el científico de la gestación del viaje colombino. Su objetividad como hombre de ciencias estaba, además, reforzada por una gran honestidad como persona, lo que hacen de él un magnífico testigo de aquellos históricos acontecimientos, ya que los investigadores otorgan un gran crédito a sus testimonios de elevada concreción y fiabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario